Ilumina Ediciones

Desde Chile, un nuevo mundo en historietas.

Bienvenidos / Welcome

Este es el área editorial de Ilumina Studio que contiene todos
nuestros títulos. Gracias por pasar.
This is the editorial area of Ilumina Studio that contains all our titles.
Thanks for visiting us.

Recent Posts

New kids capitulo 01

3 comentarios


You got it (The right stuff)

Voy en un bus rumbo al matrimonio de uno de mis mejores amigos. Se me había pasado por alto que iba a ser en Hualpén y antes de siquiera llegar a sus calles me puse a recordar sin querer. Recordé que hace años crecí en esa comuna, en los bloques de cuatro pisos cerca del cerrito, y que donde pasé, creo, la mejor etapa de mi infancia: los trece años. Y cuando tienes trece años, creo de nuevo, es cuando se define quien serás en toda tu vida. O por lo menos eso me pasó a mí. Eso fue en el año de 1990, la época en que los New kids on the block salvaron el mundo. ¡Oigan, eso es cierto! ¡Yo los vi! Es verdad y aunque nadie más escuchó de esta hazaña, ahora se las compartiré para que todo el mundo lo sepa.

Corría 1990 y muchas cosas estaban pasando. El gobierno de la democracia había vuelto. En este año tuvimos uno de los mejores Festivales de Viña del Mar que recuerde con Juan Antonio Labra, Xuxa y sus Paquitas y Europe. Space adventure Cobra había llegado a la televisión estatal sin censura en medio de la transición entre la dictadura y el nuevo gobierno. Sonaba en la radio la Lambada y Another day in the Paradise y no puedo recordar otra ya que en ese tiempo aún no escuchaba mucha radio. Este fue nombrado el Año Internacional de la Alfabetización por la O.N.U, en Rusia se aprobó la ley de modalidades de secesión de las repúblicas de la Unión Soviética y todo mi mundo de adolescente de trece años estaba bien. Incluso la chica que me gustaba me esperaba en casa con los brazos abiertos para pasar nuestra vida juntos para siempre. Pero esa era la parte de la historia que solo estaba en mi mente y ya sabrán por qué.

En fin, estaba pasando el verano en el sur, en Valdivia, en la casa de mis abuelos, y las vacaciones con ellos significaban muchas cosas. Era vivir muchas aventuras como cuidar gallinas o comer helados en el Tosty junto a ellos. O sea está bien, sé que esto no suena muy atractivo pero para mí era un mundo que explorar. Siempre tuve una revoltosa imaginación y esta se manifestaba en todo su esplendor donde ellos. Las gallinas dejaban su forma natural y se transformaban en dinosaurios los cuales había que cazar, o la tierra del patio era el lugar ideal para hacer crecer un río donde los patos nadarían y llegarían más allá de los límites establecidos por la imaginación y serían libres, aunque mi abuela me retara por ello. En la tarde daban películas en la tele, esas en blanco y negro de dinosaurios y seres fantásticos, y yo almacenaba todo eso en mi alma, lugar donde solo yo podía entrar. Estaba feliz porque el año anterior me había vuelto fanático de los Cazafantasmas al ver su segunda película en el cine y me había podido comprar el cassette de su banda sonora en la disquería Popsi. Llegaron comics venidos de Argentina con aventuras de detectives, guerreros y ciencia ficción y como en mi país no eran dadas a sacar este tipo de publicaciones compré todo lo que pude y eso sazonó aún más la mente. Y si bien alguien puede decir que para esa etapa de mi vida pensaba muy infantilmente, les recuerdo que eran otros tiempos. Tiempos más inocentes pero a la vez más seguros contrastando abiertamente con los actuales.

Pero todo sueño debe acabar y eso lo definía la Noche Veneciana, la última actividad que cerraba la Semana Valdiviana y que alejaba a la ciudad del verano y la hacía entrar a la normalidad urbana. Aunque como reitero tantas veces, todo estaba bien. Volví a mi departamento en los bloques de Hualpén y al otro día salí a la calle a buscar a mis amigos. Con el pecho hinchado creyéndome un Indiana Jones criollo iba a tener la entrada perfecta para mi ego al contarles las “fantásticas aventuras” vividas en el sur, pero cuando los vi y quise saludarlos, ellos estaban en un extraño ritual del cual mi religión personal no me había advertido.

Estaban ellos cuatro, el Adrián, el Pato, el Yann y el Manuel bailando al son de una canción de un grupo que no conocía. Su técnica de baile era rara ya que lo hacían en línea con coreografía incluida y no lograba comprender por qué. Mi saludo les sacó del trance y luego de unas palabras me picó la curiosidad y les pregunté qué era lo que estaban haciendo.

- ¡Están bailando Hangin´Though de los New kids on the block! ¿No los cachai? - respondió la Fer, la única chica del grupo ese día, y que no la nombré porque no estaba bailando sino mirando a mis amigos con cara de babosa. Ahora bien, no es de extrañar tampoco ya que entre el Adrián y el Manuel se llevaban a todas las chicas y el resto quedábamos mirando. En especial yo ya que nadie me pescaba. Y ¿New kids on the block? ¿Qué era eso?

- No, nos los cacho – dije con aires de sin importancia –. Pero estoy escuchando a Howard…

- ¡Pucha que eres fome! - La Fran me cortó la frase de inspiración con la cual quería sorprender.

- ¡O sea si los cacho! - ¡Eso! Pasar de ignorante no era una alternativa para mí –. Pero ahí no más. Escucho otro tipo de música...

- ¡Son unos minos súper ricos! - arremetió la Fer -. No sé en qué planeta estás viviendo pero ellos son el grupo de moda, los que la llevan, los cool, los taquilleros, los chicos que todas las minas aman y que los minos deben imitar si quieren tener arrastre. Ellos son Jordan, Joey, Jonathan, Danny y Donnie Wahlberg.

Abro paréntesis. No lo sabía, pero Donnie tenía un hermano desconocido hasta la fecha, Mark, que en los noventas se puso a cantar bajo el nombre de Marky Mark y sacó un éxito junto a su banda The Funky Bunch, cosa que luego trató de eliminar de su vida al darse cuenta que funcionaba mucho mejor como actor. Si no me creen busquen en su cuenta de Vevo en Youtube si está la canción Good Vibration, y verán. Cierro paréntesis.

- Igual tienen cierta gracia – dije a medio murmurar –. Tienen buenas canciones y los cabros están idiotizados bailando y ni me pescan…

- Podrías bailar con nosotros – dijo Adrián en medio de su show.

- Rebotar diría yo – rió el Yann y de paso también todos. Bueno, no les había contado algo relativo a mí: era un adolescente de trece años gordo. No, perdón, no era gordo, era rellenito. Y debido a ese pequeño gran detalle ahora entienden por qué les dije que a mi “nadie me pescaba”.

- ¿Viste? - dijo la Fer – Son la mejor banda del mundo y estamos formando el “fanclab”. Y no tomes en cuenta al Yann que también está dentro del “fanclab” aunque sea el único hombre.

- ¡Oye! - respondió él -. Sólo lo hago porque hay hartas posibilidades de pinchar. Soy bien hombrecito pa´ mis cuestiones...

- Ya, como sea – rió la Fer -. Incluso la Bella está metida en la onda...

- ¿Qué cosa? - ¡Epa! Eso no me lo esperaba -. ¡No pasa nada! A ella le gustaba Luis Miguel y Chayanne ¿Cómo cambió tanto sus gustos?

- Para que veas no más - dijo burlona -. Si no cacha su ventana del departamento, po, y dime si no está mirando a los cabros bailar...

Entonces giré la vista a una pequeña ventana del tercer piso del bloque de enfrente y me topé con la cara sonriente del amor de mi vida que tenía en esos días. Bella estaba ahí. No, no la de Crepúsculo. Si no mi Bella, la que sería nombrada luego de estos acontecimientos como “Cover Girl”.

Ella era la encarnación de la perfección según mi mente febril de trece años. Ella era la más dulce, la más risueña y lo más hermoso de la tierra inmensa. Sentimientos tan grandes flotaban de mí hacia ella que cuando la vi mi mundo volvió a estar entero y solo pude gritarle a todo pulmón: ¡Bella, volví! ¡Baja y repintaremos este mundo los dos! Entonces ella bajaba y nos abrazábamos y caminábamos hacia el horizonte arreglando las cosas que estaba mal en esta tierra y lo hacíamos un lugar mejor para nosotros.

Mentira. Eso nunca sucedió. Mi mente prefería crear estos universos alternativos donde esas cosas si las vivía y lo que en realidad pasó es que se alegró de verme y me lo hizo saber con señas. De hecho no solo me las hacía a mi si no también al Adrián. La cosa es que ella no podía estar mucho rato ya que su mamá no le dejaba salir a la calle ni para juntarse con nosotros ni para que viera nuestras tonteras. Pero Bella era inteligente y se daba sus minutos en su portal al mundo exterior. Fue entonces cuando me di cuenta que junto con mirar al Adrián, también lo hacía con todos y creo que en ese momento me di cuenta que podía hacer algo para que se fijara en mi definitivamente. Debía hacer caso a las palabras del Yann aunque eso costara mi imagen personal.

Reseña de La custión pa´ cuatica desde Maniacomics

No hay comentarios


Reseña de los chicos de Maníacomics a la Custion pa´ cuatica. ¡¡Muchas gracias y alegre que les haya gustado!!

Léela aquí: https://www.facebook.com/MANIACOMICScl/posts/352500771840855



Transcripción acá:

[MANÍA-RESEÑA] [COMIC-CHILENO]

Hace un tiempo atrás recuerdo que leí un cómic de un gatito, era el Gato Elias y la historia era "Soy Leyenda". Es una historia del 2014, pero el gato Elias sigue saliendo y lo seguirá haciendo, gracias a su creador, Julio Acuña Formador, o simplemente Formador, que se nota que ama a su personaje y desde el 2003 a hecho crecer el universo de este simpático e inocente gatito amante de la comida Kitty Katy.

Hoy leí su nueva aventura "La Custión pa Cuatica", que puede conseguirse tanto física como de forma on line. Y la verdad es que si, es cuatico, es un torbellino de referencias a leyendas, programas de TV y humor. Porque este es un cómic para entretener a niños de todas las edades, así como yo con mis ya pasados 30 atardeceres.

Es la noche de San Juan y en una instalación secreta del gobierno algo escapa. Algo malo. Mientras, cerca, en el bosque, Elias y sus amigos, Toshiro, Ñoño y Augusto Pinochet (sip, se llama así) escuchan música y cuentan historias de terror. A Augusto le dan ganas de hacer del uno y se adentra al bosque. Pero pasa el tiempo, comienza a llover y no aparece. Buscándolo se encuentran con una gatita... Desnuda!! Bueno, es que es egipcia. Ahí se enteran que los malos malosos del gobierno experimentaron con ella, que tiene poderes y le hicieron abrir un portal al mismo infierno de donde escapó algo malvado. Así que Elev... digo, Cuchita, se va con los gatitos que al recordar las historias de terror saben a lo que se enfrentan: un mal antiguo de las leyendas de los Selknam.

¡Ahora deberán arriesgar sus vidas para rescatar a Augusto Pinochet del infierno!

Si, todo se lee raro... O cuatico, no? Los personajes saben que están en un cómic así que el autor aprovecha al máximo ese recurso creando situaciones delirantes que suceden porque es un cómic, pues! Locuras y aventuras dignas de los dibujos clásicos de los Loony Toons.

Un cómic entretenido y con corazón para aquellos que son niños y para los que quieren volver a serlo, al menos por el tiempo que duren leyendo al Gato Elias y descubran todas las referencias que tiene este cómic.

Dan Defensor

Reseña de La custión pa´ cuatica desde el Vlog de Carlos

No hay comentarios


Carlos Martinez, Youtuber, escritor, comiquero de corazón y amigo mio me dio un espacio en medio de su canal para reseñar lo nuevo del gato. Infinitas gracias por el apoyo y les dejo sus apreciaciones del comic para que todos lo vean. Y les dejo su canal para que se susbcriban cliqueando la campanita para recibir sus actualizaciones. https://www.youtube.com/channel/UCOjNcwEwvpDtewcZeBe9pJA Nos vemos.


El gato Elias, La custión pa´ cuática

No hay comentarios
El gato Elias
La custión pa´ cuática

Una gata con super poderes; un grupo de amigos llamados los "Es lo que hay"; un entierro secreto; un monstruo de otra dimensión y todo esto en la noche de San Juan. ¡Bienvenidos a la aventura!

Fecha de aparición: 23 Octubre 2017
Volumen: 36 páginas
Leer online vía Subcultura
Adquiere el ejemplar físico.
Caracteristicas:
13,5 x 19 cm
Portada color.
36 páginas papel bond blanco y negro.
VALOR: $3.000
Comprar aquí

Black, Edicion Especial 6

No hay comentarios
Memorias de un chico invisible
Capítulo 6 
Cierra tus ojos.
¿De donde salieron los poderes de Eric? ¿Quién era el tipo que encontró botado? ¿Es amor lo que el chico siente por Claudia? Las respuestas comienzan a llegar en el sexto episodio de las Memorias de un chico invisible...

Fecha de aparición: 16 Septiembre 2017
Volumen: 40 páginas
Leer online vía Subcultura


Review y preguntas de Black

No hay comentarios


Aquí les traemos una revisión del título de Ilumina Ediciones formado en casi su totalidad por lectores del comic. Y de paso les invito a leerlo apoyando al comic nacional.



Nuevo video!! Cohete Lunar - Viaje a Plutón - Nuestra experiencia

No hay comentarios


El Festival Cohete Lunar nos seleccionó para su versión "Viaje a Plutón" y esto fue lo que vivimos. Desde Temuco le damos las gracias a la organización y a los que pasaron por nuestro stand y compraron nuestro arte.



Valdivia en Comics / La ciudad según el comic de Black

No hay comentarios

SI NO HAS LEÍDO BLACK ¡¡CONTIENE SPOILERS!! Valdivia es el escenario de las aventuras del primer superhéroe adolescente chileno llamado Black. Conoce las locaciones que sirvieron de inspiración para la obra y llévate gratis un gran consejo.



¡¡Ultimo video!! Plan de negocios para fanzines

No hay comentarios


Nos despedimos del mundo Youtube con este video que prometimos la semana pasada. ¿Se pueden generar ganancias con los fanzines? ¡Claro que si y la respuesta está aquí!



Consejos para autoeditar

No hay comentarios


¡Nuevo video! Cuatro consejos para que tu auto publicación te de satisfacciones. Que lo disfrutes.



Mi experiencia autoeditando

No hay comentarios



¿Como ha sido esto de publicar fanzines sin una editorial oficial y que he aprendido de esto? Te lo contamos aquí.


Todo sobre Ilumina Ediciones, comics y mas...!

No hay comentarios




Desclasificamos este nuevo camino de Ilumina Studios y todos sus macabros secretos... No es DC ni Marvel pero es chileno. ¡Y si es chileno es bueno!